Becaria se deja tocar las tetas para conseguir trabajo

0 visitas
|

No creo que una chica que se deja tocar las tetas sea una guarra si tiene un motivo justificado. Esta becaria lo tenía, necesitaba el puesto de trabajo para poder seguir pagándose los estudios y pensó: tengo que usar mis mejores armas… Pues estaba claro que las mejores armas que tenía delante del entrevistador eran sus tetonas gitantes, un par de melones duros que su exnovio le había pagado y que prácticamente no pudo estrenar. No pasó mucho tiempo desde que la chica entró en el despacho de ese hombre y se abrió de piernas en su mesa, total, ya puestos es mejor acabar con todo cuanto antes mejor.