Acostumbrada a ser follada por su padre en la hora de la siesta

0 visitas
|

Fijaos hasta qué punto esta rubia veinteañera está acostumbrada a ser follada por su padre en la hora de la siesta, que mientras el tipo se la folla, ella está viendo la tele tranquilamente.

De vez en cuando la putita menea su culito y se mete la polla de papá mientras él se queda quieto, pero es obvio que esto se ha convertido en una rutina y lo que quiere es que su padre se corra cuanto antes. ¿Y qué hace mamá mientras tanto?, pues roncar como un angelito en la habitación de al lado…